lunes, 29 de octubre de 2018

CONOCIMIENTO DUAL

Desde el centro de mi ser, tengo el conocimiento de los tiempos habidos y por haber.

Desarrollo todo lo necesario para que en todos los mundos tengan sus propias experiencias en las vidas que van a vivir y puedan optar a una vida mejor en cada escalón que les toca realizar dentro de los mundos evolutivos.

Todas las cosas y vivencias las cuales se presentan en la vida, están estudiadas para cada uno de forma individual para que las personalidades puedan desarrollarse de forma diferente y enriquezcan al Universo personal de cada uno de los mundos preparados para este fin.

Cada una de las personalidades que se desarrollan en estos mundos evolutivos,  entra a formar parte del Universo como algo personal e intransferible y con la unidad de estos Universos,  sirven para un fin mucho más elevado reestructurando el Universo central.

Sabemos que la Evolución sirve para el propósito de la expansión de Dios y ahora podemos conocer el por qué de esa expansión y como se desarrolla. Este conocimiento también se ve beneficiado de la salida de la distorsión de la propia vida, también al final no deja de ser conocimiento el haber aprendido a salir de un enfoque de vida mal estructurado.

En las cuestiones que se nos presentan tanto en el mundo evolutivo en que se desarrollan las circunstancias, como en los mundos en los cuales se desarrolla la vivencia de cada personalidad, tanto en una como en la otra sirve para que todas las cosas que son aprendidas por esa personalidad dividida en dos partes de una misma esencia, tenga una única respuesta universal que es el resultado óptimo del avance de los Universos que son de esencia evolutiva.

Los mundos creados para el desarrollo del Universo Central, están para tener y contener a las personalidades de sus propios creadores que han sido creados bajo la misma esencia que el Dios Eterno, en sus diferentes partes de que está compuesto. Dichas partes han dado vida a un plan ya predeterminado a todo lo que hay en los mundos evolutivos, todo sigue un propósito dentro de lo que se preparó para ese desarrollo de esa expansión de Dios.

Cuando se está desarrollando la vida y participando de las circunstancias que ella nos aporta en nuestro mundo, esas vivencias se desarrollan en otro mundo paralelo a éste del cual se extraerá la esencia verdadera de la experiencia que hayamos tenido que vivir. El entendimiento resultante de lo dicho se encuentra sometido al estado de la dualidad, circunstancias aportadas más las vivencias experimentadas nos dan ese estado de avance en nuestro ser.

Al nacer en este mundo, también lo haces en estos mundos paralelos para que la dualidad se pueda ajustar a la realidad universal preestablecida con anterioridad que sigue simplemente un estado completo de esencia evolutiva, por la cual se hizo la propia creación de la personalidad.

El motivo de la separación de una esencia digamos de un ser, es propiciada para poder ir recuperando lo verdaderamente importante dentro del avance evolutivo. Así es desechado todo aquello que no tiene interés evolutivo para la expansión de Dios. Si no existiese la dualidad sería imposible desechar nada y en vez de acumular todo aquello que es de interés, se acumularía todo conjuntamente sin la posibilidad de esa separación tan importante. De ese modo con lo explicado recibimos el conocimiento sobre la dualidad, que es y porque existe.

Somos dos partes, como todas las cosas que conocemos, somos positivos y somos negativos, somos luz y somos oscuridad. Todos los mundos en paralelo se caracterizan de lo mismo, tenemos nuestra parte de esencia en positivo y también la tenemos en negativo, cada una en su mundo pero las circunstancias más sus vivencias se manifiestan de igual forma para cada mundo y tienen los mismos resultados en cada uno de ellos.

Los mundos en paralelo sirven para que las circunstancias y sus vivencias se puedan desarrollar al mismo tiempo en forma dual, para que pueda existir un equilibrio en ellas mismas y todo aquello que no se puede realizar con ese equilibrio es lo que realmente es desechado.

Realmente lo que se vive en un mundo se realiza en el otro de tal forma que si en uno de los dos mundos se desequilibra alguna cosa el otro pueda perfectamente equilibrar la balanza. Ponemos como ejemplo algunos momentos de nuestra vida, hemos pasado todos momentos en los cuales parece que el tiempo se detiene para nosotros, pero en realidad lo que está ocurriendo es que en el mundo paralelo al nuestro están ocurriendo cosas que nos hacen estar en esa posición, ya sea por que el otro yo en aquellos instantes necesite de más tiempo para poder ir solventando las cuestiones que nosotros ya lo hemos hecho.

Las experiencias aunque desde polos distintos son las mismas pero ello no incluye que lo que se viva exactamente se tengan que resolver en el mismo momento. Realmente mientras que se está separado en esencia existe la libertad de movimiento, como si fuéramos dos entidades realmente distintas. Si hubiese alguna anomalía en algún momento entre las circunstancias y las vivencias entre el paralelismo sería un motivo de desecho, entre muchas más cosas. Al tiempo también es cierto de la separación como de una unión entre las dos partes, ya que realmente no hay una desconexión total que pueda impedir un cierto contacto con nuestra parte dual.

Estaremos separados dualmente hasta que un día se consiga esa personalidad suprema que nos une ya directamente con el Creador y con el Dios Eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario